Últimas noticias
Inicio / Esclerosis Múltiple

Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad crónica desmielinizante del Sistema Nervioso Central, de etiología desconocida.

Se caracteriza por la aparición de lesiones desmielinizantes, degenerativas y crónicas en el Sistema Nervioso Central. Como consecuencia de la misma, se da un enlentecimiento o una interrupción de la transmisión del impulso nervioso provocando una gran variedad de síntomas neurológicos.

Se caracteriza porque cursa con exacerbaciones y remisiones que con el paso del tiempo pueden establecer un empeoramiento neurológico progresivo. Este pronóstico no es predecible constituyendo una de las principales causas de estrés en la enfermedad.

Tipos de Esclerosis Múltiple:

  • Remitente Recurrente (EMRR)
    • Es la más frecuente y afecta a más del 80% de las personas con EM. En las fases iniciales puede no haber síntomas, a veces incluso durante varios años. Sin embargo, las lesiones inflamatorias en el SNC ya se están produciendo, aunque no lleguen a dar lugar a síntomas. Los brotes son imprevisibles y pueden aparecer síntomas en cualquier momento -nuevos o ya conocidos- que duran algunos días o semanas y luego desaparecen de nuevo. Entre las recidivas no parece haber progresión de la EM
  • Progresiva Secundaria (EMPS)
    • Cuando el grado de discapacidad persiste y/o empeora entre brotes, se considera que estamos antes una EM de tipo secundaria progresiva. Puede aparecer después de una fase recurrente-remitente del proceso y se considera una forma avanzada de la EM. Entre un 30 y un 50% de los pacientes que sufren inicialmente la forma recurrente-remitente de la EM, desarrollan la forma secundaria progresiva. Esto se da tras un período de tiempo que depende de la edad de inicio y que suele ocurrir entre los 35 y los 45 años. La EMSP se caracteriza por una progresión continua con o sin recidivas ocasionales, remisiones poco importantes y fases de estabilidad
  • Progresiva Primaria (EMPP)
    • Es menos frecuente y sólo afecta al 10% de todos los pacientes con EM. Se caracteriza por la ausencia de brotes definidos, pero hay un comienzo lento y un empeoramiento constante de los síntomas sin un periodo intermedio de remisión. No hay episodios tipo recidiva, ni periodos de remisión, sólo fases de estabilidad ocasionales y mejorías pasajeras poco importantes
  • Progresiva Recidivante (EMPR)
    • Es una forma atípica, en la que hay progresión desde el comienzo, pero a diferencia de los pacientes con EMPP, éstos muestran brotes agudos claros, con o sin recuperación completa. Los períodos entre brotes se caracterizan por una progresión contínua

Modalidades Evolutivas según diagrama de Lublin 1966